Se robaba a niñas de 7 años de edad para convertirlas en muñecas. Mira a quien se las vendía y a cuanto…

Esta historia se presentó en el año 2011 en Rusia y el protagonista fue un hombre culto, aventurero y capaz de hablar 13 idiomas. Su nombre es Anatoly Moskvin y su mayor pasión fue investigar a varias culturas para saber cómo era que cada una manejaba la muerte.

PUBLICIDAD

Toda esa afición por ese tipo de cosas con el tiempo lo hizo hacer cosas impensables que simplemente dejarían aterradas a cualquier persona.

Él desde joven se fascinó con los cementerios porque ahí podía encontrar detalles únicos acerca de la muerte. Cada detalle por más pequeño que fuera, lo quería conocer a tal punto que durante 6 años dedico su tiempo a visitar cerca de 750 cementerios en todo el mundo.

PUBLICIDAD

Eso para muchos parecía totalmente raro, pero lo iba a ser más lo que haría años después. Todo mundo se quedó sin palabras al saberlo.

Un suceso raro este que se produjo hace algún tiempo, aun así, es algo que se recuerda mucho.

Close