Se robaba a niñas de 7 años de edad para convertirlas en muñecas. Mira a quien se las vendía y a cuanto…

Esta historia se presentó en el año 2011 en Rusia y el protagonista fue un hombre culto, aventurero y capaz de hablar 13 idiomas. Su nombre es Anatoly Moskvin y su mayor pasión fue investigar a varias culturas para saber cómo era que cada una manejaba la muerte.

Anuncios

Toda esa afición por ese tipo de cosas con el tiempo lo hizo hacer cosas impensables que simplemente dejarían aterradas a cualquier persona.

Él desde joven se fascinó con los cementerios porque ahí podía encontrar detalles únicos acerca de la muerte. Cada detalle por más pequeño que fuera, lo quería conocer a tal punto que durante 6 años dedico su tiempo a visitar cerca de 750 cementerios en todo el mundo.

Eso para muchos parecía totalmente raro, pero lo iba a ser más lo que haría años después. Todo mundo se quedó sin palabras al saberlo.

Anuncios
[spoiler title=“VER INFORMACIÓN COMPLETA“]

1-4

En un determinado momento Anatoly dejo de recibir visitas en su casa. Aquellos que iban a visitarlo no les abría, hasta que un día su hermana fue a su casa y él tuvo que dejarla pasar porque logro verlo.

La hermana entró y en esos instantes noto que Anatoly actuaba de manera extraña. Sudaba, mezclaba idiomas y su conversación no era estable. Eso para su hermana era algo muy extraño, pero lo que más lo era fue un olor en la casa tan desagradable que daban ganas de vomitar.

La hermana le preguntó sobre el olor, y él dijo que posiblemente era una rata muerta, pues menciono que había puesto veneno para ratas en la casa días atrás. Después le dijo que tenía que salir de la casa, echando a su hermana de ahí.

La mujer al salir llamo rápidamente a la policía porque temía que su hermano con esa actitud rara y un olor tan desagradable en su casa, fuera el responsable de varios cadáveres que habían desaparecido de cementerios cercanos hacia días atrás.

2-2

La policía investigó y resultó que, en efecto, Anatoly era el responsable de eso teniendo en su casa decenas de cadáveres de niñas vestidos de muñecas.

Estas según datos eran vendidas por el mismo Anatoly en el mercado negro a gente millonaria incluyendo famosos que no quiso nombrar. El precio podía llegar hasta los 400,000 dólares.

3-2

Eso lo hacía con los cadáveres de gente mayor a los 15 años, pues los que tenían menos, se las quedaba para según él “protegerlos”. Y es que menciona que por las noches escuchaba voces en los cementerios de niñas pidiéndole que los salvara de aquel infierno, algo que él lo hacía llevándose los cuerpos a su casa para tenerlos vestidos y de cierta forma haciéndolos sentir vivos.

4-2

5-2

La policía al principio creía que lo hacía para abusar de estos, pero no, ninguno tenía señal de abuso. Claramente el deseo de “salvarlos” era la razón de porque hacia todo eso.

6

Y se dice que empezó cuando su madre en su niñez le dijo que le diera un beso a su vecina de 11 años que acaba de fallecer.

7

Anuncios
[/spoiler]

Un suceso raro este que se produjo hace algún tiempo, aun así, es algo que se recuerda mucho.